Músculos de las extremidades superiores

Recubriendo cada hombro, se encuentran unos músculos llamados deltoides, cuya misión es levantar los brazos y desplazarlos delante y detrás y hacia los lados.

En el brazo, existen dos músculos poderosos, cuyos nombres seguramente te son familiares. Recubren la parte anterior y posterior del húmero, el hueso del brazo.


En la parte anterior, se halla el bíceps. Une el omóplato del hombro con el radio y el cúbito del antebrazo. Cuando se contrae, provoca la flexión del antebrazo... y la conocida "bola", cuyo volumen y dureza seguro que has comparado más de una vez con tus amigos, porque se considera una prueba de fuerza física.

En la parte posterior del brazo, se encuentra el tríceps. Cuando el bíceps se contrae, el tríceps se relaja; y cuando el bíceps se relaja, el tríceps se contrae.

El bíceps y el tríceps son, por lo tanto, músculos antagónicos, que es el nombre que se da a los músculos que realizan funciones contrarias para hacer posible un movimiento determinado; en el caso del bíceps y del tríceps, los movimientos de flexión y extensión del antebrazo.

En el antebrazo, tenemos unos músculos llamados supinadores y pronadores. Gracias a ellos, podemos hacer movimientos de giro con el antebrazo.

También hay en el antebrazo varios músculos encargados de los movimientos de flexión y extensión de la mano y de los dedos.

One thought on “Músculos de las extremidades superiores”

Leave a Reply