¿Cómo es la piel humana?

La piel envuelve nuestro cuerpo como un tejido resistente y elástico.

La resistencia de la piel es distinta y su grosor no es el mismo en todas las zonas del cuerpo.

En las palmas de las manos y las plantas de los pies, es más gruesa, pudiendo alcanzar hasta 5mm de espesor; mientras que la piel que recubre los párpados, la zona de la piel más delgada del cuerpo, tan sólo tiene 0,5mm.

Otra característica de la piel es su eslasticidad para amoldarse a todos y cada uno de los movimientos que realizamos.

Si quieres hacer una prueba de la elasticidad de tu piel, basta con que te pellizques, por ejemplo, en el dorso de la mano. Comprobarás que una vez que has dejado de estirar la piel, ésta recobra su posición.
En algunas zonas de la piel, como por ejemplo, en las palmas de las manos y en los dedos, hay numerosos pliegues. Estos pliegues permiten que la piel de estas zonas sea más elástica, para poder abrir y cerrar las manos y los dedos.


La piel de las yemas de los dedos presente una serie de rayas paralelas, que forman un dibujo complicado. Este dibujo, que es diferente en cada persona, constituye las huellas dactilares.

En algunas zonas, las células de la epidermis contienen mucha queratina y forman una superficie dura: las uñas.

Leave a Reply